Inversión inmobiliaria en pisos con inquilino

Por qué comprar un piso con inquilino es una buena inversión inmobiliaria

Avatar de Patricia TorresPublicado por

A la hora de hacer una inversión inmobiliaria o de cualquier otro tipo son muchas las dudas que pueden surgir. Desde el riesgo que conlleva hasta la implicación que se necesita pasando por la rentabilidad que ofrece o el riesgo que supone. Sea como sea,  es una alternativa de lo más interesante y aquí te explicamos por qué.

¿Es posible y legal comprar un piso con inquilino?

Si es la primera vez que oyes hablar de este tipo de viviendas para comprar como inversión, probablemente te estarás preguntando si es viable. La respuesta es sí. De hecho, como ya te contamos en este otro post, se trata de un tipo de operaciones que están reguladas por la Ley de Arrendamientos Urbanos. Concretamente, en el artículo 14. 

Básicamente, lo que se explica en este articulo es que, cuando se adquiere una casa con un contrato de alquiler vigente, es decir, un piso con inquilino, el comprador deberá asumir los derechos y obligaciones de arrendador de la vivienda. 

A la hora de hacer una inversión inmobiliaria en un piso con inquilino a nivel legal es importante tener en cuenta algunas cuestiones. Por ejemplo, que se debe mantener el contrato de alquiler, al menos, durante sus cinco primeros años de vigencia. Una norma que sirve para las personas físicas ya que, en el caso de las personas jurídicas, este periodo se prolonga durante siete años. 

¿Una inversión inmobiliaria en un piso con inquilino es una buena inversión?

Evidentemente, a la hora de invertir hay muchos factores que se deben tener en cuenta. También es cierto que hay muchas opciones de inversión con distintos tipos de riesgo, dificultad o expectativa de rentabilidad. 

Y, dentro de las posibilidades de inversión, los bienes inmuebles siempre están entre las más interesantes. Ya no solo por la rentabilidad que puede generar un alquiler sino por una posible venta posterior. 

Pero, pudiendo comprar un inmueble para alquilarlo, ¿por qué no comprar uno que ya lo está? Las propiedades en rentabilidad o, lo que es lo mismo, un piso alquilado, ofrecen las mismas posibilidades que hacer una inversión inmobiliaria normal más un valor añadido propio. 

Todas las ventajas de invertir en un piso alquilado

Si estás pensando hacer una inversión inmobiliaria en un piso con inquilino hay algunas ventajas que no puedes pasar por alto: 

  • Es una inversión de baja dificultad, riesgo y dedicación. Existen tipos de inversiones que, a priori, pueden parecer muy tentadoras pero que entrañan un mayor riesgo para el inversor. Y no solo eso, sino que son necesarios unos conocimientos específicos y una dedicación elevada para poder gestionarlas. Sin embargo, una inversión inmobiliaria en un piso alquilado es lo contrario: no tiene una dificultad elevada y el riesgo y dedicación que requiere son reducidos.  
  • Tiene una buena expectativa de rentabilidad. Que tenga menor riesgo o dedicación, no implica que no sea rentable. La compra de un piso con inquilino garantiza la rentabilidad desde el primer mes. Esto se debe a que desde el primer día se perciben las rentas del alquiler. 
  • Evitas los procesos de reformas. En muchas ocasiones, cuando adquieres un inmueble con el objetivo de alquilarlo después, es necesario hacer reformas y adaptarlo para hacerlo atractivo para los posibles inquilinos. Sin embargo, cuando lo compras ya con inquilinos, no hace falta realizar todo este trabajo con el ahorro de tiempo, dinero y estrés que ello conlleva. 
  • No existen dudas sobre si es alquilable. Cuando se realiza una inversión inmobiliaria con la idea de una puesta posterior en alquiler en el horizonte puede surgir una duda: ¿podré alquilarlo? ¿la renta del alquiler será la que yo espero? Estas inquietudes no existen cuando se compra un piso alquilado: puesto que ya cuenta con inquilinos, ya sabes cuánto vas a obtener y que se trata de un inmueble alquilable. 
  • Da más seguridad que iniciar el proceso de puesta de alquiler desde cero.  Otra de las ventajas de hacer una inversión inmobiliaria en un piso con inquilino es la seguridad. Muchas veces existe cierto temor por parte de los propietarios en relación con el alquiler. Por ejemplo, sobre si se cobrarán las rentas o no o sobre si el inquilino cuidará bien la vivienda. Esta información ya se tiene cuando se compra un inmueble en rentabilidad: ya se conoce al inquilino y se tiene seguridad sobre el mantenimiento que hace de la vivienda y sobre que paga las rentas. 

Cuál es el proceso para hacer una inversión inmobiliaria en un piso con inquilino

El proceso de compraventa de una propiedad de este tipo es muy similar al de una vivienda normal, especialmente por la parte del comprador. Por ejemplo, tiene que pagar los mismos gastos e impuestos que si comprase un inmueble vacío.  

Pero, a diferencia de cuando se compra una vivienda para convertirla en una residencia habitual, al tratarse de una inversión inmobiliaria, no deben faltar los siguientes pasos: 

  1. Encontrar el piso con inquilino. Lo primero de todo es encontrar una vivienda en rentabilidad adecuada. Para ello, lo mejor es acudir a portales inmobiliarios especializados como Inviertis, donde podrás ver la rentabilidad que ofrecen o filtrar por criterios como la ubicación, el tipo de inmueble o el precio de venta. 
  2. Analizar y comparar. Una vez que has elegido las opciones que encajan con tu planteamiento de inversión inmobiliaria, es el momento de analizar y comparar. Este es un momento en el que es conveniente repasar el análisis financiero de todas las propiedades. 
  3. Hacer tu inversión. Es el momento, ya has elegido el piso alquilado que más se adapta a tus necesidades de inversión. Ahora solo falta lanzar una oferta por él y hacer la adquisición para poder disfrutar de su rentabilidad. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *