seguros para viviendas de alquiler

Seguros para viviendas de alquiler: por qué merece la pena contratarlos

Avatar de Patricia TorresPublicado por
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Para aquellas personas que son propietarias de una vivienda de alquiler o aquellas que se plantean serlo una de las principales inquietudes es la seguridad de su vivienda. ¿El inquilino cuidará bien el inmueble? ¿Qué pasa si no me paga la cuota del alquiler? ¿Y si hay algún desperfecto? Con el objetivo de hacer frente a cualquiera de estos supuestos en caso de que sean una realidad, hay seguros para viviendas de alquiler. 

Cada vez son más los propietarios que se interesan por la contratación de pólizas que vayan más allá de las coberturas básicas del hogar. Con ellas, se protegen frente a algunos de los riesgos que, al mismo tiempo, más frenan a los dueños de un inmueble a dar el paso de alquilar su vivienda. Por ejemplo, el impago de las cuotas o los actos vandálicos. 

Seguros para viviendas de alquiler: esto es lo que debe proteger el propietario 

A la hora de contratar un seguro para viviendas de alquiler hay una primera duda frecuente: ¿es obligatorio? Pues bien, a diferencia de otros seguros como el de coche, no es obligatorio tener un seguro para viviendas de alquiler. Igual que tampoco lo es para los inmuebles que son la residencia habitual de los propietarios. 

Pese a esto, sí que es recomendable contar con protección a través de un seguro para la vivienda. Cuando se trata de un piso alquilado, hay tres cuestiones fundamentales que atender en materia de seguros: 

  • Impagos. Esta es una de las razones más frecuentes por las que los propietarios, en muchas ocasiones, se decantan por dejar la vivienda vacía en lugar de alquilarla. El temor a no cobrar la renta correspondiente por el alquiler es una inquietud que se puede solventar con la contratación de un seguro frente a impagos. 
  • Desperfectos intencionados. Además de los impagos, que la vivienda sufra actos vandálicos y desperfectos intencionados también es objeto de preocupación para muchos propietarios. En este sentido, existen seguros para viviendas de alquiler que también ofrecen cobertura ante este tipo de situaciones. 
  • Coberturas habituales de un seguro del hogar. Aparte de las cuestiones específicas del alquiler, también es conveniente que un inmueble de alquiler tenga la misma protección que cualquier otra vivienda. Con este tipo de pólizas se protege la vivienda ante, por ejemplo, posibles daños causados por un fuego, fenómenos atmosféricos o la responsabilidad civil en situaciones en las que un problema en el inmueble haya podido afectar a un tercero. 

La seguridad del propietario, una máxima en Inviertis

En Inviertis la protección de los propietarios que adquieren un piso con inquilino en nuestro portal es fundamental. Por ello, trabajamos conjuntamente con ARAG para proteger al propietario y mantener el rendimiento de la inversión tal y como estaba previsto.

Para ello, durante el propio proceso de compra de la propiedad en la que se va a invertir, se puede contratar el seguro de impago. Un seguro que todos nuestros inquilinos tienen preconcedido, siempre y cuando lleven un año de contrato de alquiler y se encuentren al corriente de pagos. 

Estas son las principales ventajas que ofrece el seguro para viviendas de alquiler que puedes contratar al invertir en inmuebles en rentabilidad en Inviertis: 

  • Indemnización. Cuando se produce una situación de impago de las cuotas del alquiler o tienen lugar actos vandálicos, ARAG asume los gastos causados por el inquilino a través de la valoración con un perito.
  • Reclamación. En función de los daños que se produzcan en el interior de la vivienda, se garantiza la reclamación amistosa o judicial. 
  • Defensa penal. Si se produce una denuncia o responsabilidad, ARAG se encarga de defender al propietario como arrendador del inmueble. Para ello, se asigna un abogado sin asumir un coste extra. 
  • Impagos. En caso de impago del alquiler, ARAG asume el coste. Además, se encarga del impago de suministros y otros gastos que figuren en el contrato. 
  • Recuperación. En un posible caso de incendio o explosión en el inmueble, ARAG abona las mensualidades perdidas durante el tiempo que la vivienda no sea habitable. 
  • Asistencia. Se ofrece asistencia jurídica telefónica ilimitada. Con ella, los propietarios reciben respuestas a todas las dudas y consultas que les surjan debido a su papel de arrendadores. 

¿El seguro para viviendas de alquiler también es para los inquilinos? 

Si bien es cierto que es el propietario quien suele gestionar este tipo de seguros, también pueden ser los propios inquilinos los que decidan proteger la vivienda en la que residen. 

Los seguros para viviendas de alquiler contratados por inquilinos, básicamente, funcionan como cualquier otro seguro de hogar. Pero, a diferencia de otros, los que están pensados para arrendatarios se adaptan a las circunstancias de la persona alquilada. 

Entre otras cosas, pueden proporcionar protección frente a robos o hurtos, indemnizar al propietario ante posibles daños accidentales causados por el inquilino u ofrecer un alojamiento temporal en caso de que sea necesario. 

Sea como sea, tanto para el propietario como el inquilino es importante contar con la protección necesaria. Gracias a ello, cualquier susto o imprevisto causará una extorsión muchísimo menor. Además de, por supuesto, proporcionar el asesoramiento de profesionales para cualquier cuestión jurídica relacionada con el alquiler. 

close

¡SIGAMOS EN CONTACTO!

¡Nos encantaría tenerte al día con nuestras últimas noticias! Prometemos no enviar nunca spam. Echa un vistazo a nuestra política de privacidad para más detalles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *