Gastos compra vivienda

Estos son los gastos e impuestos por la compra de una vivienda

Avatar de Patricia TorresPublicado por

A la hora de comprar una vivienda hay que tener muchas cosas en cuenta. Realizar una inversión de este tipo puede conllevar una serie de costes que van más allá de la propia vivienda. Por ejemplo, la carga impositiva que tiene o los gastos adheridos a la concesión de un préstamo hipotecario —si se solicita— son cuestiones que no se pueden pasar por alto. ¿Cuáles son los gastos e impuestos por la compra de una vivienda?

Cuando se va a adquirir un inmueble, ya sea como inversión o para residir en él de manera habitual, es importante conocer con detalle cuáles son todos los costes que puede conllevar. Existen una serie de gastos e impuestos por la compra de una vivienda que es recomendable evaluar y tomar en consideración a la hora de elaborar un presupuesto previo a la adquisición. 

¿Qué impuestos hay que pagar por la compra de una vivienda? 

Uno de los primeros temas en los que hay que pensar es el de los impuestos. Como sucede con cualquier otro bien, la compra de una vivienda está gravada con una serie de impuestos. Unos costes que varían en función de factores como el tipo de vivienda o la comunidad autónoma en la que se compra. 

En líneas generales, estos son los impuestos que se deben pagar: 

  • Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). Se trata de un impuesto que se tiene que abonar solo cuando se trata de una vivienda de primera mano. Además, el IVA sobre la vivienda es igual en todas las comunidades autónomas (10 %) excepto en Canarias. En este territorio existe el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) y es del 6,5 %. 
  • Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (IAJD). Este impuesto puede oscilar entre el 0,5 % y el 1,5 % en función de la comunidad autónoma. Con él se gravan los documentos notariales vinculados a una operación de compraventa.
  • Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP). Este tercer impuesto, el destinado a las transmisiones patrimoniales, es el tributo establecido para las viviendas de segunda mano. Nuevamente, se trata de una tasa que varía en función de la comunidad autónoma y puede variar entre el 6 % y el 10 %. Asimismo, en algunos territorios existen excepciones o reducciones para determinados grupos de edad y otras casuísticas. 

La notaría o las reformas también son parte de los gastos e impuestos por la compra de una vivienda 

Dentro de los gastos e impuestos por la compra de una vivienda, también hay que considerar otros trámites que, previsiblemente, encarezcan algo más la operación. 

  • Gastos de notaría. A la hora de realizar una compraventa de un inmueble, el notario tiene que tomar parte en el proceso. Por ejemplo, se encarga de redactar la escritura de compraventa o, en el caso de haber préstamo hipotecario, tiene que firmarse ante notario. Todos estos trámites también suponen un gasto que es recomendable tener en cuenta. En este post te damos más claves sobre el papel del notario en la venta de una vivienda. 
  • Registro de la Propiedad. Inscribir las escrituras en el Registro de la Propiedad no es gratuito, sino que hay que pagar unos aranceles que están establecidos por ley. Si quieres hacer una estimación del coste del Registro de la Propiedad y de la gestión del notario, la OCU dispone de una aplicación para calcularlo. 
  • Gastos de la hipoteca. Es frecuente que, para hacer la adquisición de la vivienda, se necesite una hipoteca. Esto también implica una serie de gastos extra. Si bien es cierto que, con la entrada en vigor de la nueva Ley Hipotecaria ahora la mayoría de los gastos debe asumirlos la entidad bancaria, hay otros que no. Es el caso de la tasación de la vivienda, que debe pagarla el comprador. 
  • El coste de la reforma de la vivienda, si se va a hacer. Puede ser que se trate de un inmueble en el que hay que hacer reformas. Hacer esta inversión puede aumentar el valor de la vivienda si esta se va a alquilar después. Pero, invertir en reformar, también supone un desembolso añadido que es conveniente contemplar antes de realizar la compra. 

Asimismo, muchas veces los compradores también optan por buscar el soporte de una gestoría para la operación. Aunque esto pueda suponer un coste extra, también es cierto que garantiza que todo se haga correctamente y que se contemplan todos los gastos e impuestos por la compra de una vivienda para cerrar la adquisición con mayor seguridad.