vender casa y seguir viviendo en ella

Sell & lease back o cómo seguir viviendo en tu casa después de venderla

Avatar de Patricia TorresPublicado por

La pandemia ha traído consigo una crisis que ha mermado la capacidad económica de muchas personas. Pero, al mismo tiempo, en periodos como el actual, los inversores pueden dar con oportunidades únicas. Dentro del mercado inmobiliario, las operaciones de sell & lease back son una alternativa en auge que ofrece numerosas ventajas tanto para vendedores como para inversores. 

Pero, lo primero de todo es entender en qué consiste el sell & lease back. Básicamente, esta situación se da cuando una persona vende su vivienda y, al mismo tiempo, se la alquila al comprador para que siga residiendo en ella como inquilino. 

Se trata de un tipo de operaciones que se dan habitualmente cuando el vendedor-inquilino ha visto mermada su liquidez. Con el sell & lease back consigue obtener nuevamente liquidez sin tener que cambiar de casa. 

El sell & lease back tiene ventajas tanto para el vendedor como para el comprador

Que cada vez más personas, ya sean vendedores o inversores, opten por esta fórmula no es de extrañar puesto que se trata de una opción que ofrece interesantes ventajas para unos y otros. 

Por un lado, el sell & lease back tiene beneficios para el vendedor-inquilino porque:

  • Al vender el inmueble, obtiene liquidez para hacer frente a otras necesidades a corto plazo. 
  • En este caso, vender la vivienda no implica renunciar a su uso. Con el sell & lease back, el vendedor del inmueble puede seguir residiendo en él pero, a partir de la venta, lo hará como inquilino. 
  • Que venda el inmueble no implica que nunca lo pueda recuperar ya que en el contrato se suele reflejar la opción preferente de compra en el futuro para el vendedor-inquilino.

Por otro lado, las principales ventajas del sell & lease back para el comprador-arrendador que invierte en una vivienda de estas características son:

  • Es una buena oportunidad para adquirir un activo interesante a un precio más ajustado que en una situación de compra normal. 
  • Por lo general, no tiene que hacerse cargo de los costes de mantenimiento. En este tipo de ventas es frecuente llegar a un acuerdo con el vendedor-inquilino para que asuma los costes derivados del uso y mantenimiento del inmueble. Por ejemplo, impuestos o seguros. 
  • Se obtiene rentabilidad desde el primer momento, igual que sucede con la adquisición de cualquier inmueble alquilado. Esto se debe a que, desde el primer mes, se disfruta de las rentas del alquiler. 
  • Otorga una mayor seguridad sobre los inquilinos. La vivienda que se compra ya está ocupada por aquellos que han sido sus dueños previamente. Así, se consiguen más garantías sobre que van a cuidar el inmueble y van a hacerse cargo de las cuotas del alquiler. 
  • Con las operaciones de sell & lease back se evita tener que hacer reformas. Igual que sucede con los inmuebles en rentabilidad, cuando se realiza una operación de este tipo, al haber personas habitándolo, no hace falta acondicionarlo para atraer a potenciales inquilinos, sino que ya está preparado. 

¿Cómo es el procedimiento para invertir en este tipo de propiedades? 

Si estás pensando en dar el paso de realizar una inversión de sell & lease back, el procedimiento es muy sencillo: 

  1. Busca un inmueble que encaje con tus intereses. En Inviertis puedes elegir entre una gran variedad de inmuebles y filtrarlos por su ubicación, precio, rentabilidad y mucho más. 
  2. Analiza y compara. Revisa el análisis financiero de aquellas propiedades de sell & lease back que hayan despertado tu interés y compáralos para ver cuál es el que más se adapta a ti. 
  3. Realiza tu inversión. Una vez que ya has elegido, solo tienes que ponerte en contacto directo con el vendedor y realizar la compraventa.
  4. Firma del contrato de alquiler. En este caso será necesario firmar un contrato de alquiler para que el vendedor pase a ser el inquilino de la vivienda y el comprador se convierta también en arrendador. 

El sell & lease back es completamente legal 

El procedimiento de una operación sell & lease back es completamente legal. Consiste en realizar la compraventa de una propiedad y generar un contrato de alquiler. Este segundo deberá cumplir con los requisitos fijados por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), que es el marco legal establecido para este tipo de operaciones. 

Asimismo, en el contrato se podrá definir que es el arrendatario quien asume los gastos de mantenimiento, algo bastante habitual en el sell & lease back. También es el documento en el que reflejar si el vendedor-inquilino tiene preferencia a la hora de volver a comprar la vivienda en el futuro, si surge esa posibilidad.